La lubricación automática ayuda a que la energía eólica crezca

Produkte

La lubricación automática ayuda a que la energía eólica crezca

Invertir en energía renovable es un buen negocio, para los clientes y los mercados de capitales, así como para el futuro de la humanidad, y Timken continúa demostrándolo. La empresa es un socio técnico líder para los fabricantes de turbinas eólicas y los principales sistemas de energía solar en todo el mundo.

Cuando Timken ingresó al mercado de la energía eólica en 2007, la atención se centró en los rodamientos. Durante la siguiente década, la empresa construyó una instalación en Xiangtan, China, e invirtió en todo el mundo con el fin de diseñar rodamientos para enormes ejes principales y transmisiones de engranajes para algunos de las turbinas eólicas más grandes del planeta.

Hoy, Timken está destinando todo el peso de su diversa cartera de productos a proveer energía al mundo a través del viento, y la inversión está dando sus frutos, para la empresa y para el mundo. La producción mundial de energía eólica creció un 275 % entre 2010 y 2020, y se espera que se duplique nuevamente en la próxima década.

Un gran impulsor del crecimiento es que el costo por kilovatio hora de energía eólica ha disminuido constantemente, y las tecnologías de Timken han contribuido a esa eficiencia. Los fabricantes de turbinas eólicas confían hoy en Timken para una oferta ampliada que los ayude a reducir la fricción, aumentar la producción de energía y minimizar los costos de mantenimiento de las turbinas eólicas.


“Las turbinas funcionan las 24 horas del día, los 7 días de la semana, y detenerlas para lubricar manualmente los cojinetes o los engranajes interrumpe el suministro de energía que producen”.

Bernd Bertelmann
Gerente de ventas, Groeneveld-BEKA


El papel de la lubricación automática en la energía eólica

Bernd Bertelmann, gerente de ventas del negocio eólico de Groeneveld-BEKA en Pegnitz, Alemania, ofrece una perspectiva de primera mano sobre el crecimiento de Timken en el mercado. BEKA comenzó a invertir en energía eólica aproximadamente al mismo tiempo que lo hizo Timken. Cuando Timken adquirió la empresa en 2019, los productos de lubricación automática de BEKA se habían convertido en los equipos estándar para muchas turbinas más grandes.

El servicio y la accesibilidad son los factores clave que hacen que la lubricación automática sea imprescindible para los aerogeneradores. “Las turbinas funcionan las 24 horas del día, los 7 días de la semana, y detenerlas para lubricar manualmente los cojinetes o los engranajes interrumpe el suministro de energía que producen”, dice Bertelmann. La lubricación manual también requiere mucho tiempo, es costosa y potencialmente peligrosa para el técnico de servicio.


Esta turbina eólica en los Países Bajos está equipada con un sistema de lubricación automática BEKA-Wind, que lubrica automáticamente todos los componentes importantes, como los cojinetes y los dientes, con cantidades de lubricante medidas con precisión en el momento adecuado.

Video cortesía de ExploringBro


Un socio inigualable para las turbinas eólicas de bajo mantenimiento

Timken adquirió Groeneveld en 2017, por lo que hoy, Groeneveld y BEKA proporcionan, de manera conjunta, un conocimiento, una experiencia y una gama de productos inigualables para los clientes de Timken. Si bien los fabricantes de turbinas eólicas comenzaron a utilizar los sistemas progresivos de BEKA en sus turbinas hace 15 años, Groeneveld ingresó al mercado recientemente cuando un fabricante de turbinas eólicas de los Países Bajos adoptó su línea Twin.

El cliente vio las ventajas de su diseño, incluida una instalación más sencilla y un sistema que suministraría grasa continuamente a todo el sistema, incluso si un punto estuviera bloqueado. “Este fue el primer fabricante en utilizar Twin, pero estoy bastante seguro de que no será el último”, dice Bertelmann.

Del mismo modo que Groeneveld-BEKA, los dos equipos están utilizando su experiencia combinada para desarrollar nuevos productos, como la nueva bomba progresiva GP, que ha abierto las puertas al negocio en los mercados eólicos chinos.

Al igual que con otros negocios de Timken, los clientes recurren a Groeneveld-BEKA por su alto nivel de soporte de ingeniería, así como por sus productos de primera calidad. “Normalmente, cuando un cliente se acerca a nosotros, es el comienzo de un diálogo a largo plazo”, dice Bertelmann. “Nos involucramos desde el principio y trabajamos juntos en una solución personalizada. Al final, el cliente recibe un sistema de lubricación que se adapta al 100 % a la aplicación”.

Por ejemplo, un cliente reciente estaba usando un lubricante que tenía tendencia a separarse bajo presión, por lo que solicitó una función de alivio de presión. “Diseñamos su sistema utilizando componentes existentes de nuestro programa industrial; simplemente los instalamos y configuramos de una manera nueva”, dice. “Pudimos ofrecer esa solución personalizada de forma rápida y rentable, de modo que se ajustara exactamente a sus requisitos”.


“Para cualquier cosa de más de dos megavatios, un sistema de lubricación es estándar. y es imprescindible para cualquier cosa en alta mar. Después de todo, no puedes simplemente subirte a una camioneta e ir a trabajar en ellos”.


Crecimiento que es bueno para el mundo

El tiempo de comercialización, junto con la confiabilidad a largo plazo, es crucial en este campo que avanza rápidamente. Expertos en energía eólica encuestados por el Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley en 2020 Se espera que los costos de la energía eólica disminuyan entre un 17 % y un 35 % para 2035, y entre un 37 % y un 49 % para 2050. Esa buena noticia para el mundo está impulsada en gran parte por turbinas más grandes y eficientes. Los expertos de Berkeley Lab esperan que algunas turbinas marinas alcancen una capacidad de 17 megavatios para 2035.

Las turbinas marinas serán el mayor impulsor del crecimiento en las próximas décadas y requieren sistemas de lubricación automática. “Para cualquier cosa de más de dos megavatios, un sistema de lubricación es estándar y es imprescindible para cualquier cosa en alta mar”, dice Bertelmann. “Después de todo, no puedes simplemente subirte a una camioneta e ir a trabajar en ellos”.

Bertelmann ha trabajado en lubricación durante toda su carrera de 37 años, como lo hizo su padre antes que él. Hoy, se siente orgulloso de pasar con su esposa por un parque eólico de la localidad y señalar los diferentes tipos de turbinas que funcionan allí. “Muchas marcas diferentes, todos clientes de Groeneveld-BEKA”, dice. “Me enorgullece un poco saber que de esta manera estamos contribuyendo a un mundo más sostenible”.


Obtenga más información sobre cómo la innovación de productos en Timken respalda el impacto transformador de la energía eólica en la producción mundial de energía.