Ingeniero por un día: Inspirar a los innovadores del mañana

Ingeniero por un día: Inspirar a los innovadores del mañana

“¿Qué quieres ser cuando seas grande?” Las respuestas de algunos niños evolucionan con el tiempo. Otros siempre lo han sabido.

En cualquier caso, puede ser difícil comprometerse con una carrera para toda la vida. A través de su programa Ingeniero por un día, Timken inspira, motiva y defiende a la próxima generación de innovadores y muestra a los estudiantes lo que realmente significa ser ingeniero.

Todos los años, Timken invita a unos 80 estudiantes de secundaria al programa Ingeniero por un día, una codiciada oportunidad de aprendizaje en la sede mundial de la empresa en North Canton, Ohio. Allí, los niños hablan con los ingenieros. Recorren laboratorios de I+D, aprenden sobre los procesos de fabricación e inspeccionan los materiales bajo un microscopio.

Trabajan en grupos para diseñar, construir y probar modelos de vehículos con misiones importantes, como transportar eficazmente a un tiburón y a un cocodrilo juntos, mientras mantienen la seguridad del conductor. En este divertido contexto, los participantes usan la ciencia para resolver problemas del mundo real: la definición misma de la ingeniería.


“Fue genial ver a tantas mujeres trabajando en Timken y ver que hay tanta demanda para nosotras en la ingeniería. Fue alentador saber que existe ese tipo de lugares en el mundo”.

Jayna Hager
Estudiante de secundaria y participante del programa Ingeniero por un día de 2022


Comprometidos con el impacto de la ciencia
Jayna Hager, estudiante de secundaria y participante en 2022, no es ajena a la ingeniería. Su padre, Carl, es tribólogo en Timken. Le gustaría ser ingeniera biomédica especializada en dispositivos biónicos, y está interesada en la tecnología que ayuda a los usuarios de dispositivos a sentirse como si estuvieran usando sus propios brazos y piernas.

“Creo que es poderoso devolverle a alguien la sensación del tacto, como sentir lo que es volver a sostener la mano de un ser querido”, dice Jayna. “Me gustaría ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas de esa manera”.

Jayna Hager y otros participantes del programa Ingeniero por un día recorrieron los laboratorios de I+D de Timken y aprendieron sobre los procesos de fabricación.

Jayna conoció el programa por su padre y en sus clases de física y dibujo mecánico de la escuela secundaria. Si bien inicialmente se sintió atraída por la ingeniería eléctrica, pensó que el programa Ingeniero por un día sería una buena manera de explorar otras especialidades.

Su experiencia favorita fue observar un microscopio electrónico de barrido (SEM), que utiliza electrones en lugar de luz para formar una imagen de alta resolución. Los ingenieros usan los SEM para analizar las imperfecciones de los materiales y determinar la causa. “Es genial ver la resolución de problemas a ese nivel”, dice Jayna.

Jayna también se desempeñó como ingeniera de diseño en su equipo de construcción, que modificaba constantemente su vehículo para transportar cocodrilos en función de criterios cambiantes. “Pensamos que solo tenía que bajar por una rampa”, dice ella. “Entonces el líder de la actividad puso una mesa que no habíamos previsto al final de la rampa. Nos estrellamos. La lección fue que no puedes estar preparado para todo y, a veces, tienes que volver a la mesa de dibujo”.

Carl, quien dirigió programas STEM similares durante su cargo en Timken, cree que exponer a los niños a una combinación de experiencias científicas y de ingeniería es la clave para motivar a los futuros innovadores, independientemente del camino que elijan.

“Siempre dije que la ingeniería es la aplicación de la ciencia”, dice Hager. “Deberías entusiasmarte con la ciencia primero. Luego, puedes decidir si quieres ser científico o ingeniero”.

Promover la diversidad de la ingeniería
Con un enfoque original en la ingeniería mecánica, el programa Ingeniero por un día ha evolucionado para explorar más disciplinas, como la I+D de fabricación, la ciencia de los materiales y la tribología, y da cabida a un número de estudiantes cuatro veces mayor. Los participantes de este año representaron a 18 escuelas secundarias diferentes de barrios con distintas circunstancias socioeconómicas.

Lizzie Nine comenzó a copresidir el programa Ingeniero por un día como una experiencia de desarrollo profesional.

Lizzie Nine, ingeniera sénior de productos, es una de las líderes del programa Ingeniero por un día responsable de

esos avances. Comenzó a copresidir el evento hace un par de años como una experiencia de desarrollo profesional.

El programa tiene dos objetivos principales: desmitificar el concepto abstracto de “ingeniería” para los adolescentes, y exponer una mezcla diversa de estudiantes a las posibilidades de carrera en este campo.

Basándose en sus propias experiencias en la escuela secundaria, Lizzie sabe que los estudiantes a menudo tienen muchas preguntas sobre la ingeniería, pero no saben por dónde empezar. Ella utiliza este conocimiento y los aportes de las encuestas de los participantes en el programa para adaptar la experiencia de cada año a los jóvenes de hoy.

“Realmente nos esforzamos por lograr una experiencia interactiva y accesible”, dice Lizzie. “Los participantes nos dicen que aprecian el hecho de conocer a estudiantes universitarios que hacen cooperativas en Timken y que tienen una edad cercana a ellos. Algunas cooperativas asistieron anteriormente al programa Ingeniero por un día y, a veces, se convierten en empleados de tiempo completo aquí. Responden a las preguntas sobre cómo elegir una especialidad, las clases, el lugar de estudio y todo lo que los estudiantes de secundaria se plantean”.

Como alguien que asistió a programas de ingeniería cuando era más joven, Lizzie se siente alentada por la creciente participación femenina en el programa Ingeniero por un día. Ella espera que a medida que más mujeres ingresen en este campo, esa representación inspire a más niñas a seguir carreras STEM.

Para Jayna ya fue así. En su recorrido por Timken, se encontró con muchas mujeres. “Fue estupendo ver a tantas mujeres trabajando en Timken y ver que hay tanta demanda para nosotras en la ingeniería. Fue alentador saber que existe ese tipo de lugares en el mundo”.


Timken invierte en el futuro de la ingeniería con programas que concierne a los estudiantes desde el tercer grado hasta la universidad. Conozca nuestra colaboración STEM con la escuela I PROMISE de la Fundación de la Familia LeBron James y nuestro programa de cooperación universitaria para estudiantes de la carrera de ingeniería.