En la cima de la industria moderna:  La nueva planta Prahova aumenta su liderazgo en rodamientos de rodillos cónicos

Crecer

En la cima de la industria moderna: La nueva planta Prahova aumenta su liderazgo en rodamientos de rodillos cónicos

Durante los 27 años que ha estado en Timken, Doug Smith ha participado en casi todos los aspectos comerciales de los rodamientos de rodillos cónicos, desde el diseño y el desarrollo hasta la dirección del sector de investigación y la calidad, incluso la construcción y el funcionamiento de plantas de producción en China e India, y la supervisión de las operaciones en Asia.

Aproximadamente diez años atrás, Smith regresó a los Estados Unidos para ser el jefe de tecnología de la empresa. El rol ejecutivo que desempeña ahora incluye la vicepresidencia de líneas de productos, puesto en el que lidera la totalidad de la comercialización de rodamientos de rodillos cónicos de cero a doce pulgadas: la principal actividad sobre la que se fundó la empresa hace casi 120 años.

Para que esa área del negocio se mantenga en crecimiento, dinámica y vigente en una industria que ha madurado, Smith tiene a su cargo el aumento de los ingresos brutos, pero también de los beneficios netos, garantizando que la empresa sea financieramente rentable y aportando tecnologías nuevas en la forma de aplicaciones para los clientes, tecnologías de fabricación y materiales que sean novedosos

El crecimiento global crea una oportunidad con el sistema métrico

Cuando Timken decidió construir una nueva planta de rodamientos de rodillos cónicos en Prahova, Rumania, en 2015, se tomaron en cuenta todas esas consideraciones. Timken comenzó en Norte América y, como es natural, ofrecía los rodamientos en el sistema anglosajón de unidades. Dado el crecimiento de su actividad en el mundo, en los años 20, la empresa amplió su oferta para incluir tamaños en el sistema métrico.

«La atención de esta planta se centró en los productos en sistema métrico que se usan en toda Europa» dice Smith. Los diseñadores europeos están creando una amplia gama de productos que requieren rodamientos de rodillos cónicos de un tamaño de entre 100 y 300 milímetros para los mercados en los que Timken presta servicios, que incluyen la agricultura, la construcción y la minería. La nueva planta contribuye a satisfacer la creciente demanda de posventa de los distribuidores de Timken en la región.

«Timken es reconocida por sus productos de gran calidad y rendimiento, pero también se nos conoce por nuestro modelo de servicio técnico personalizado», explica Smith. Para que la línea de productos crezca, es esencial tener cadenas de suministros y plantas de producción en las regiones en las que los clientes de los fabricantes de equipos originales (original equipment manufacturer, OEM) realizan sus operaciones.

Una planta moderna que respalda el liderazgo mundial

Timken había estado fabricando rodamientos en Rumania desde 1997, cuando compró una planta cerca de Ploiesti. Ahí, la empresa produce soluciones para rodamientos de diámetro ancho para los mercados industriales. «A nivel geográfico, estamos ubicados justo en el medio de todos los mercados a los que queremos llegar y en los que deseamos influir», expresa Smith.

La nueva planta de Prahova, exactamente a 20 km de Ploiesti, ofrece avances sofisticados en cuanto a controles computarizados, robótica y automatización. Smith explica que la empresa ha hecho avances constantes desde la perspectiva de la producción moderna.

Al mismo tiempo que los socios en Prahova muestran un renovado nivel de habilidad técnica y pericia en ingeniería, las metodologías básicas operativas de Timken no han cambiado. «Prahova está equipada para gestionar una gran variedad y volumen de números de parte, de manera rápida y eficiente —dice Smith—. Nuestro modelo de funcionamiento mejorado y las tecnologías de vanguardia contribuyen con esto».

Llevamos la calidad de Timken a todos los rincones del mundo

La inversión de Timken en la planta de Prahova representa un avance significativo en los procesos de acabado y tratamiento térmico que siempre han jugado un papel fundamental en el rendimiento de los productos Timken. Las avanzadas tecnologías de horno y procesos de templado implementadas en Prahova mejoran la uniformidad en todo el proceso de tratamiento térmico y producen importantes mejoras de productividad en la fase final de la producción.

Esas tecnologías y procesos ayudan a que Timken mantenga su condición de fabricante de rodamientos de rodillos cónicos líder en el mundo. «Nuestros socios valoran la uniformidad y la confiabilidad por sobre todo; las pruebas comparativas han mostrado que nuestro rodamiento de rodillos cónicos puede durar más tiempo que el de la competencia», explica Smith.

Ese rendimiento es resultado de tres puntos que diferencian a Timken: las especificaciones de material, los tratamientos térmicos y los procesos de acabado. «Por sobre todo esto, se pueden poner los sistemas de calidad y las técnicas de inspección que usamos en todo el proceso y las cadenas de suministro, que es el modo en que garantizamos que obtenemos exactamente lo que diseñamos», dice Smith.

Los plazos de entrega y los costos de los servicios también son importantes, en especial cuando los mercados están en su apogeo. Además, el hecho de que haya otra planta en Rumania contribuye a que Timken mantenga estándares elevados en esa área. «Hemos ido más allá de nuestros mercados de rodamientos de rodillos cónicos en Europa y Asia», manifiesta Smith.

De manera creciente, las empresas en Asia ven a Europa como un centro para el diseño de productos. La planta de Prahova coloca a Timken en una posición desde la cual puede influir en los clientes asiáticos y captarlos, a medida que proponen diseños de nuevas generaciones. Smith explica: «Eso nos posibilita un mejor acceso. Podemos estar presentes desde el comienzo del proceso de diseño, para mostrarles la planta e interactuar con el equipo de diseño».

Timken’s new Prahova plant features sophisticated advancements in computer controls, robotics, and automation, taking modern manufacturing to the next level.

Un nuevo estándar para las instalaciones de producción de Timken

Desde la fundación de la empresa, en 1899, Timken ha ampliado notablemente sus líneas de productos, pero el rodamiento de rodillos cónicos permanece como el pilar sobre el que se apoya. En esta era de rápida innovación en los sistemas de transmisión de potencia y de tendencias cambiantes en la movilidad y el transporte, el rodamiento de rodillos cónicos continúa siendo esencial para cualquier diseñador que desee hacer rodar una carga.

Doug Smith, vicepresidente de líneas de productos, explica de qué manera el rodamiento de rodillos cónicos de Timken sirve como la base del crecimiento de Timken en otras áreas.

«Muchos de estos escenarios nuevos requieren un rodamiento de rodillos cónicos más económicos, con mayor densidad de potencia y menor consumo —dice Smith—. Eso es algo que podemos hacer de manera muy competente en Prahova». Y agrega: «Al usar las capacidades de tratamiento térmico y las tecnologías de acabado disponibles , podemos fabricar productos con gran densidad de potencia que concentran toda su potencia en medidas externas pequeñas».

Smith desea cimentar el éxito de la planta de Prahova. «Nos planteamos el desafío de pensar de manera diferente a medida que desarrollamos y utilizamos tecnologías innovadoras en esta planta. Definitivamente, es el nuevo estándar para nuestro modelo operativo en esta clase de productos.

Siempre hemos sido sinónimo de calidad, confiabilidad y desempeño, y no aceptamos nada menos cuando estábamos diseñando esta instalación y los productos que haríamos », dice Smith. «Es una prolongación del legado de rendimiento de Timken, y ya ha demostrado ser un elemento valioso para aumentar la lista de pedidos de los clientes clave».