Los ingenieros de servicio de Timken identifican y se encargan de solucionar los problemas en equipos costosos

Pericia

Los ingenieros de servicio de Timken identifican y se encargan de solucionar los problemas en equipos costosos

Xavier Monachon estaba resolviendo un problema de alto riesgo. Le habían pedido que arreglara el eje de la hélice en un transbordador que conectaba la isla de Córcega con la Francia continental. El rodamiento de la marca de la competencia había fallado y se pidió un nuevo rodamiento de rodillos esféricos de Timken.

Cuando llegó a bordo (plano, productos y herramientas en mano), descubrió que los anillos de sujeción del eje no encajaban en la carcasa existente.

“El barco puede transportar más de 500 pasajeros y 120 automóviles a la vez, y tenía que zarpar en 12 horas”, recuerda Monachon, un ingeniero de servicio de Timken que trabaja en Lyon, Francia. “No cumplir con la fecha límite habría significado cancelar al menos un viaje de ida y vuelta, lo que incomodaría a los pasajeros y podría costarle al operador del transbordador 240 000 euros o más”.

Para resolver el problema, Monachon se puso creativo y aprovechó las conexiones locales para modificar rápidamente y a medida los anillos de sujeción para una correcta adaptación. Debido a su pensamiento rápido bajo presión, el transbordador zarpó a tiempo y el cliente pidió la misma solución para otros barcos.

Mantener la calma y tener buen ojo para encontrar la solución.

Los ingenieros de servicio de Timken, como Monachon, a menudo se pasan el día solucionando problemas, utilizando su amplio conocimiento, habilidades mecánicas y capacidad de improvisación para mantener en movimiento equipos de todo el mundo. A veces, se trata de abordar un problema pequeño antes de que se convierta en uno más grande. Otras veces, el problema es enorme, catastrófico y extremadamente urgente.

Los ingenieros de servicio de Timken son expertos cuando se trata de escuchar a los clientes en apuros, identificar las causas fundamentales y proporcionar soluciones rápidas y a largo plazo. Algún día, pueden estar ayudando a una compañía farmacéutica a mejorar las prácticas de montaje de rodamientos en una aplicación de bombeo crítica, para poder suministrar medicamentos sin demora. Otro día, pueden estar recomendando nuevos estándares de montaje y ajuste para aumentar el tiempo de actividad de un fabricante de papel, de modo que puedan abastecer la demanda de papel higiénico y pañuelos faciales.

“Son nuestros ojos y oídos en el campo”, dice Dragos Oprescu, gerente global de ingeniería de servicios de Timken. “Si bien nuestros ingenieros de productos y aplicaciones siempre diseñan para el mundo real, nuestros ingenieros de servicio están allí para resolver problemas cuando ese mundo cambia repentinamente”.

Los ingenieros de servicio son los primeros en darse cuenta cuando las prácticas aisladas de los clientes se convierten en tendencias de la industria. Al compartir sus observaciones con colegas de otras áreas de ingeniería, ayudan también a dar forma a las futuras innovaciones de productos de Timken.

Por ejemplo, el ingeniero de servicio estadounidense Scott Ickes observó recientemente que muchos de sus clientes de fábricas de papel veían mucha humedad y un sellado insuficiente en los rodamientos de rodillos de fieltro de la prensa. El tiempo de inactividad a causa de eso fue costoso, ya que una laminadora típica que tiene 36 posiciones de rodamientos se vio afectada por el mismo problema de sellado.

El ingeniero de servicio Scott Ickes (derecha) se dio cuenta de que varias laminadoras que visitó experimentaban tiempos de inactividad en los equipos debido al mismo problema.

Ickes les planteó el problema a los ingenieros de producto de Timken y la colaboración que surgió generó un soporte de bloque sólido de rodamientos de rodillos esféricos que aumentó significativamente el tiempo de actividad de las laminadoras.

“Abordamos el problema de inmediato”.

El alcance de las capacidades de ingeniería de servicio de Timken se amplió a lo largo de los años a medida que la empresa incorporó marcas y expandió los mercados que atiende. La red actual de ingenieros de servicio de Timken incluye profesionales capacitados y preparados para el campo con experiencia en un amplio espectro de escenarios de transmisión de energía.

En abril, el gerente general del noreste de Timken Power Systems (TPS) , Rich Chrzanowski, se despertó con una llamada telefónica a las 2 a. m. Una de las dos plantas de energía nuclear que proporcionaban electricidad a los clientes en el noreste de los Estados Unidos había colapsado después de que un error interno de lubricación provocara una falla masiva en un embrague de Philadelphia Gear. El embrague, que había funcionado durante años sin problemas, era un componente fundamental en una turbina de vapor del tamaño de un campo de fútbol americano y era esencial para suministrar energía a millones de clientes.

La llamada puso en marcha una respuesta extraordinaria. Los ingenieros y proveedores de servicio de Philadelphia Gear trabajaron sin descanso durante un feriado para desmontar, enviar, reparar, regresar y reinstalar el embrague. Cumplieron su misión en cuestión de días, en lugar de las semanas que les habría llevado en una situación que no fuera de emergencia.

“Nuestra filosofía es abordar el problema de inmediato”, dice Chrzanowski. “Lo tratamos como si fuera nuestra propia operación la que necesita volver a funcionar, y eso nos distingue”.

Timken Power Systems provoca el mismo deseo de superar las expectativas en la industria de la energía eólica, con un equipo de servicio de campo altamente capacitado y enfocado en brindar servicios correctivos para grandes turbinas.

En un caso reciente, el equipo de H and N Wind (que también forma parte de TPS) rastreó la causa de varias fallas del generador en un parque eólico hasta advertir que se trataba de un problema común con los anillos en Y dañados. Los anillos en Y sirven como conexión eléctrica entre el generador y los paquetes de bobinas del rotor que esencialmente actúan como el “encendido” de una turbina eólica.

Los técnicos, con su combinación única de conocimientos de ingeniería eléctrica y mecánica, realizaron el montaje en la torre de anillos en Y, rodamientos y otros componentes mejorados para restaurar el servicio en varios generadores. Su trabajo ayudó al operador eólico a evitar un tiempo de inactividad prolongado del equipo y aseguró el suministro de energía ininterrumpido para los hogares a los que presta servicio.

Un profundo compromiso con el servicio.

Si bien es típico que el aporte realizado por los empleados de Timken exceda las descripciones formales de sus puestos, el mejor ejemplo de ello es el equipo de ingeniería de servicio global.

Los ingenieros de servicio crean manuales de montaje e instrucciones de ajuste y lubricación para rodamientos nuevos antes de instalarlos. Durante las instalaciones, van al sitio para ayudar con esos procesos y capacitar a los equipos de los clientes sobre cómo utilizarlos correctamente. En el proceso, mejoran el rendimiento de los equipos, así como la seguridad de los operadores de las máquinas y los equipos de mantenimiento.

Los ingenieros de servicio también ayudan a llevar las soluciones de Timken de forma segura desde la fábrica hasta los hogares. “Asesoramos sobre cómo colocarlos en cajas o en pallets para asegurarnos de que viajen bien por la cadena logística”, dice Oprescu.

El envío se convierte en un verdadero desafío cuando las piezas son de gran tamaño o peso. La cadena de decisiones logísticas puede ser crítica cuando se habla de un rodamiento de cuello de cilindro de varias toneladas para una acería, un rodamiento del eje principal de turbinas eólicas ultragrande o una transmisión por engranajes en un buque naval. Cuando se trabaja arduamente para diseñar y construir la solución exacta correcta, lo último que se quiere escuchar es sobre daños en el envío.

“Cuando el cliente recibe el producto, ya pensamos en cómo lo abrirán, manejarán e instalarán correctamente”, asegura Oprescu. “Nuestro aporte afecta esencialmente todos los puntos de contacto en la vida útil de un producto, desde el diseño inicial hasta su reemplazo cuando su vida útil llega a su fin”.

Los ingenieros de servicio experimentados también asesoran a los nuevos ingenieros de servicio en el campo para transmitir sus décadas de conocimiento a la próxima generación. Esa experiencia de campo es fundamental. A diferencia de los ingenieros de aplicaciones, que se especializan en industrias particulares, los ingenieros de servicio atienden a distintos clientes dentro de sus territorios.

“No hay una manera fácil de aprender todo lo que hay que saber. Las personas que lo estuvieron haciendo durante 40 años todavía aprenden algo nuevo todos los días”, dice Oprescu. “Se necesita mucho para ser un ingeniero de servicio, pero el aprendizaje continuo en el trabajo beneficia a nuestros clientes y, en última instancia, a la sociedad a la que le prestan servicios, cada vez que realizan una llamada de servicio”.