Timken ingresa al mercado de alimentos y bebidas con líneas de productos más amplias y de primera calidad

Crecer

Timken ingresa al mercado de alimentos y bebidas con líneas de productos más amplias y de primera calidad

Cuando va a la tienda y compra alimentos para su familia, espera que lo que dice la etiqueta del fabricante coincida con lo que cree que está llevando a su hogar. Un envase de comida para bebés que contiene salmón pescado en estado silvestre y calabaza orgánica, por ejemplo, debería incluir esos dos ingredientes y nada más.

Sin embargo, a medida que la población mundial crece rápidamente y la demanda de los prácticos alimentos procesados aumenta, las fábricas producen nuestra comida a una escala que era inimaginable tan solo décadas atrás. Una planta procesadora en el estado de Nueva York, por ejemplo, produce 100.000 cajas de comida para bebés por día. Para los productores de esa envergadura, el riesgo de contaminación de los alimentos es enorme.

Afortunadamente, las máquinas que son centrales para estas operaciones tienen cada vez más componentes de gran calidad. Los inspectores del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés) visitan las fábricas continuamente. Los gerentes de las plantas siguen estrictos protocolos de higiene y mantenimiento, examinando cada superficie que entra en contacto con un artículo para consumo. Si un rodamiento o una trituradora pierde lubricante, o si se detecta que hay escamas de óxido en los alimentos, todo se detiene.

En las operaciones a gran escala, el costo de suspender las actividades puede ascender a USD 100 por minuto. Cuando tiene una carga de alimentos perecederos esperando fuera de la planta u ocupando el piso de la fábrica, el tiempo productivo es fundamental.

Una industria preparada para las soluciones de primera calidad

Mike Connors, Vicepresidente de Marketing Internacional

Es mucho lo que está en juego: ese el motivo por el cual Timken ocupa un lugar ideal en la industria, según Mike Connors, Vicepresidente de Marketing Internacional de la empresa. Aunque Timken es relativamente nueva en el sector de alimentos y bebidas, la reputación de la empresa por su calidad y experiencia en ingeniería le está abriendo puertas a buen ritmo. “Ningún fabricante de equipos se ha negado a hablar con nosotros cuando nos ponemos en contacto con ellos”, dice Connors.

A menudo, las condiciones que pueden dificultar el trabajo de las personas en una planta de procesamiento de alimentos también afectan a las máquinas, lo que plantea necesidades de innovación y calidad. Por ejemplo, las áreas de procesamiento propensas a la contaminación pueden estar sometidas a lavados con químicos varias veces al día. “A las maquinarias no les agrada el agua caliente con sustancias cáusticas”, explica Connors. Tampoco les gustan los entornos de alta temperatura necesarios para producir productos tan populares como las pastas, papas fritas o galletas.

Los gobiernos de todo el mundo exigen normas significativas para garantizar la seguridad alimentaria. Connors afirma que esas regulaciones demandan soluciones especiales. “Esa situación se ajusta muy bien al contexto de nuestra oferta de productos”, agrega.

Una nueva The Timken Company está tomando forma

El sector de alimentos y bebidas es un excelente ejemplo del modo en que la estrategia de crecimiento de Timken da resultado, de acuerdo con Connors. A medida que los líderes del equipo potencian las adquisiciones y colaboran en toda la empresa, desarrollan una combinación de inversiones que brinda acceso a cliente nuevos y ofrece soluciones que marcan una diferencia y dan a los clientes una razón para elegir a Timken.

Hasta hace poco tiempo, The Timken Company no consideraba que el mercado de bebidas y alimentos fuera una de sus industrias principales. Los rodamientos de rodillos cónicos forman un segmento pequeño dentro de la demanda de rodamientos de la industria, de modo que la empresa centró su atención en atender a los mercados que requieren una gran inversión y en los que los rodamientos de rodillos cónicos ocupan un lugar prominente.

No obstante, la línea de productos de Timken ha crecido. Connors explica: “Nuestra expansión a una gama completa de productos de rodamientos nos ha estado alineando más estrechamente con la demanda del mercado de alimentos y bebidas”. “Las adquisiciones en transmisión de potencia mecánica también han fomentado numerosas categorías de productos que se venden en este espacio”.

Por ejemplo, el equipo para procesar carne incluye las máquinas que realizan el trabajo más pesado dentro de una planta de procesamiento de alimentos. “Habitualmente, allí hay soportes de rodillos esféricos”, dice Connors. Timken agregó esa línea de productos al comprar QM Bearings and Power Transmission, Inc.

Luego, la empresa adquirió Drives, que incorporó la cadena de acero inoxidable a su línea de productos para alimentos y bebidas. Los acoplamientos de acero inoxidable ingresaron a la combinación de inversiones con la compra de Lovejoy en 2016.

Las tres empresas fortalecieron la oferta de Timken para el mercado, pero la adquisición de EDT en 2017 fue un punto de inflexión para la cartera de productos de alimentos y bebidas.

“EDT era un especialista en alimentos y bebidas”, explica Connors. La compra incorporó los soportes resistentes a la corrosión Poly-Round® de EDT a la línea de productos de Timken, junto con una grasa compatible con alimentos. Connors sostiene que, para tener éxito en una industria nueva, uno tiene que ofrecer algo que lo diferencie de sus competidores. Y agrega que la gama de productos de EDT hizo exactamente eso para Timken.

Al año siguiente, Timken anunció la compra de Cone Drive, lo que aceleró el ingreso de la empresa al mercado de alimentos y bebidas. “Tenían una caja reductora de acero inoxidable diseñada específicamente para cumplir con los requisitos normativos y el entorno de lavado con productos cáusticos de la industria”, dice Connors.

En 2019, Timken compró Diamond Chain Company, que ofrece una línea de productos de acero inoxidable que complementa la de Drives. “Ahora tenemos la cartera de cadenas más grande de Norteamérica”, afirma Dirk Wernecke, Gerente de Marketing Internacional de Timken para la transmisión de potencia.

Un mercado en constante crecimiento

Es una inversión que le está dando buenos frutos a la empresa. Las ventas de alimentos y bebidas ascendieron un 35 % en los últimos tres años, y Connors espera que ese crecimiento continúe. La industria representa un mercado enorme, con un gasto anual estimado en maquinarias de USD 17.000 millones por parte de los fabricantes de equipos originales (OEM, por su sigla en inglés). Los costos de las máquinas para la industria de alimentos y bebidas tienden a ser menores que en los mercados tradicionales de Timken, lo que hace que el mercado sea menos cíclico.

El sector de alimentos y bebidas está asistiendo a un crecimiento sostenido de un 5 a un 6 %, que se espera que continúe, impulsado por el crecimiento mundial de la población, la urbanización y la mayor demanda de alimentos preparados y envasados. El Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas prevé que el 68 % de la población mundial viva en ciudades para 2050, según un informe de 2018, que registra un 55 % ese año. La mayor parte de ese aumento tendrá lugar en Asia y África.

En cualquier lugar del mundo, el ritmo de vida de los habitantes de las ciudades es muy intenso y, normalmente, no tienen oportunidad de cultivar sus propios alimentos. Connors explica: “Nunca hay tiempo suficiente, pero aun así intentamos conseguir alimentos saludables. Esta industria está encontrando formas nuevas de satisfacer esa necesidad, y Timken está contribuyendo a hacerlo de manera más eficiente y a un menor costo”.

Cómo aprovechar nuestras fortalezas

Hoy en día, Timken ofrece la gama más amplia de rodamientos y productos de transmisión de potencia para la industria de alimentos y bebidas, afirma Connors. Además, la empresa está aumentando la disponibilidad de soluciones únicas que ayudan a mejorar la eficiencia de la planta y la seguridad alimentaria.

Las empresas pequeñas, como EDT o Cone Drive, anteriormente no aprovechaban el mercado para introducir números de partes en los sistemas de un gran distribuidor propio. “Sin un número de parte en el sistema, los OEM o los gerentes de las plantas tenían que preparar una orden de compra escrita a mano”, dice Connors. Ahora, con la red de distribución mundial de Timken, pueden pedir esas partes con la misma facilidad con la que encargan un rodamiento de bolas estándar.

Los agregados a la línea de productos también aportan sincronicidad en las ventas. Según Connors: “La potencia de cinco o seis empresas tiene un efecto multiplicador, dado que compartimos los equipos de ventas de cada uno para abrir cuentas. El crecimiento de la empresa genera muchas más oportunidades de lograr puntos de contacto con clientes, que no hubiéramos tenido individualmente”.

Además, Timken está desarrollando sus líneas de productos para alimentos y bebidas de forma orgánica, con el lanzamiento de líneas de soportes con rodamientos de bolas y rodamientos de bolas de acero inoxidable totalmente renovadas.

“La combinación de nuestras adquisiciones, la solidez de la fuerza de ventas y el desarrollo interno orgánico del negocio de rodamientos para incorporar productos nuevos al mercado en un plazo relativamente corto, todo eso se fusiona para colocarnos en una excelente posición para competir en el espacio”, expresa Connors.

Una oportunidad poco común en el mercado de repuestos

Connors asegura que garantizar la compra de los OEM es el camino más rápido al crecimiento. Timken está forjando posiciones con los grandes fabricantes y trabajando bien con los productos peletizados, como los alimentos para animales y los procesadores de productos horneados en Europa.

La empresa también está aprovechando sus casi 1000 distribuidores autorizados en todo el mundo para captar el mercado de repuestos, que puede representar hasta el 90 % de los ingresos para los segmentos industriales de alto riesgo.

“Si un rodamiento falla, o una jaula se rompe y el material cae en la carne o el yogur, el productor tiene que retirar ese producto”, explica Wernecke. “Esto es, ante todo, muy costoso. Y, en segundo lugar, es perjudicial para la marca”.

Para evitar esa clase de catástrofe, los gerentes de las plantas tienen buenos presupuestos de mantenimiento. “Compran productos de primera calidad y los reemplazan cada seis meses, ya sea que muestren signos de desgaste o no”, afirma.

En aquellas plantas en las que la seguridad alimentaria es una preocupación importante y los lavados con químicos dañan la maquinaria de manera regular, las plantas suelen parar dos veces al año durante las vacaciones de invierno y verano. Durante estos períodos de inactividad, los trabajadores encargados del mantenimiento reemplazan los rodamientos y los componentes de la transmisión de potencia en la planta.

Esta práctica representa una gran oportunidad. “En la actualidad, casi todas las posiciones de los trenes de potencia y los rodamientos en una planta de procesamiento de alimentos pueden ocuparse con productos de Timken”, alega Wernecke.

Como parte del crecimiento de la estrategia de Timken, los equipos de ventas están colaborando con los distribuidores para hacer exactamente eso. A menudo, los productos exclusivos, como los soportes Poly Round o las cajas reductoras de acero inoxidable de Cone Drive, son el puntapié inicial. “Dado que ofrecemos más tiempo productivo y resolvemos los problemas que desvelan a los gerentes de mantenimiento, comenzamos a transformar la planta para que plantee menos desafíos”, afirma.

Una estrategia de crecimiento poderosa, expresada plenamente

El sector de alimentos y bebidas permite vislumbrar la nueva The Timken Company, opina Connors. “Con esta industria, estamos expresando plenamente el valor de la estrategia de crecimiento de Timken en casi todas las categorías de productos. Nuestro ingreso en el mercado ofrece un excelente ejemplo del modo en que Timken está combinando su negocio central de rodamientos con las adquisiciones de rodamientos y transmisión de potencia para ampliar nuestra propuesta de valor en los nuevos mercados en crecimiento”.

Después del lanzamiento en Norteamérica y Europa, donde la marca Timken resuena con más fuerza, el equipo planea llevar la oferta para el sector de alimentos y bebidas a los OEM y a las plantas de China y el hemisferio sur.

En palabras de Connors: “La propuesta de valor de Timken, probada a lo largo de 120 años, es exactamente lo que el mercado quiere. Los líderes en el sector de alimentos y bebidas valoran la tecnología, el rendimiento de los equipos y la confiabilidad. Donde sea que encuentre eso, hemos demostrado que podemos tener éxito”.