Tan solo otro día más dispersando neutrones: los investigadores de Timken presentan un trabajo innovador

Juntos

Tan solo otro día más dispersando neutrones: los investigadores de Timken presentan un trabajo innovador

La calidad de los productos y servicios de una compañía se relaciona directamente con la calidad de sus personas, y el desarrollo de una fuerza de trabajo de alto nivel demanda tiempo y compromiso. Por este motivo, los líderes de Timken ponen énfasis en la identificación de socios inteligentes y trabajadores, y los motivan a realizar adelantos significativos en sus respectivos campos.

Vikram Bedekar y Rohit Voothaluru son excelentes ejemplos. Ambos parecen llevar una vida con un perfil relativamente bajo como ingenieros en la planta de Canton, Ohio. Sin embargo, al conocerlos un poco, uno comienza a escuchar acerca de las oportunidades que sus carreras laborales les han ofrecido: viajar por el mundo para presentar trabajo innovador, codearse con ganadores del Premio Nobel, obtener premios internacionales, y llevar a cabo experimentos en el mismo laboratorio donde los investigadores están realizando avances en computación cuántica y medicina nuclear.

Investigación pionera en una planta de vanguardia

Bedekar y Voothaluru son coautores de un artículo de 2018 publicado como resultado de una investigación que llevaron a cabo en el laboratorio nacional Oak Ridge (Oak Ridge National Laboratory, ORNL) del Departamento de Energía de Estados Unidos en Tennessee. El ORNL se fundó en 1943 y es uno de los pocos establecimientos en el mundo que ofrecen equipos de dispersión de neutrones. Para generar neutrones, se debe poder hacer fisión nuclear, que es algo que muchos laboratorios de ciencias de los materiales están autorizados a hacer, pero que no todos lo consiguen.

El origen de la investigación de neutrones del equipo de Timken se remonta al año 2015. Un equipo de técnicos que desarrollaban tecnologías avanzadas de tratamiento térmico para la nueva planta de la compañía en Prahova, Rumania, necesitaba analizar los efectos de las tensiones generadas durante el nuevo proceso de fabricación. En el laboratorio de investigación y desarrollo de Timken, Bedekar y Voothaluru pudieron utilizar los rayos x para identificar las distorsiones de piezas, pero los rayos x solo alcanzan 200 micrones por debajo de la superficie.

El análisis de rayos x no pudo ayudar a que el equipo comprendiera y ajustara los estresores en las partes más gruesas de un rodamiento sin cortar el anillo del rodamiento, un paso que destruyó la radiación de la superficie. “Había una brecha técnica en la industria que nadie había resuelto”, afirma Voothaluru.

El equipo se postuló para la investigación y fue aceptado para realizarla en el reactor nuclear de isótopos de alto flujo de Oak Ridge (HFIR, por su sigla en inglés), que ofrece la capacidad de neutrones más rápida del mundo. “Cuanto más rápido viaja un neutrón, más alta es la penetración”, explica Bedekar. Los neutrones no tienen carga eléctrica, una cualidad que les permite atravesar el material sin afectarlo ni que éste los afecte. En este proceso, revelan información acerca de la estructura y las propiedades del material.

En el centro de mapeo de las tensiones residuales de los neutrones del HFIR, Bedekar y Voothaluru desarrollaron modelos para estimar cuantitativamente las distorsiones resultantes de las tensiones de fabricación. “Ahora tenemos una referencia que podemos utilizar para predecir las distorsiones de tensiones de fabricación para cualquier producto elaborado en un proceso de mecanizado sustractivo”, sostiene Voothaluru. “Fuimos los primeros en hacer eso”.

Los beneficios profesionales de trabajar para un pionero en la industria

Timken se destaca por su respaldo a este tipo de investigación y por su compromiso con la innovación continua y avanzada en los productos. Antes de su participación en el estudio de neutrones, Bedekar estuvo involucrado en otro estudio del ORNL donde analizó la forma en que los átomos se mueven cerca de la superficie de las piezas de la máquina. “Nadie se había ocupado de eso antes”, sostiene.

Ese tipo de oportunidad es enorme para los ingenieros jóvenes que buscan dejar una marca en su primer trabajo luego de la universidad. “Es emocionante pensar en construir una trayectoria en la vasta experiencia de Timken”, afirma Voothaluru. “Timken es un líder global en la tecnología de rodamientos, y existe una oportunidad continua de contribuir para que la compañía se mantenga a la vanguardia”.

Si bien el trabajo en sí es emocionante, Bedekar y Voothaluru también disfrutan de los viajes y del reconocimiento que conlleva la publicidad y la difusión de resultados. Ambos participan activamente en organizaciones de ingeniería como la Academia Internacional de Ingeniería de Producción (CIRP, por su sigla en inglés) de Paris y ASM International.

De izquierda a derecha: Rohit Voothaluru, especialista en desarrollo de productos y Vikram Bedekar, especialista en materiales.

Presentar los artículos publicados ante nuestros pares en esas organizaciones es siempre un hito profesional. “En la sala, suele haber cien o doscientos estudiantes y profesores de las principales universidades del mundo”, comenta Bedekar. “Los estudiantes realizan preguntas y los debates son animados. Es una gran confirmación de tu trabajo”.

En las conferencias de la industria, los dos socios suelen codearse con personalidades distinguidas del ámbito. “He conocido algunos ganadores del Premio Nobel”, resalta Voothaluru. “Al participar en estas organizaciones internacionales, cobramos protagonismo en la comunidad científica y obtenemos acceso a las últimas investigaciones académicas”.

Asimismo, ambos han ganado premios por sus trabajos. En 2014, Bedekar recibió la medalla F.W. Taylor del CIRP por la investigación que había completado como parte de su doctorado en la Universidad Estatal de Ohio. El premio, que reconoce la destacada investigación de científicos menores de 35 años, había sido otorgado a solo ocho estadounidenses en 65 años.

El año pasado, Voothaluru fue admitido en la clase 2018  “40 under 40” (“40 menos de 40”) de Heat Treat Today, por sus aportes al mercado del tratamiento térmico. Asimismo, otros dos ingenieros de Timken, Wei Guo y Lee M. Rothleutner, recibieron ese honor.

Recientemente, Bedekar fue designado como contacto para un grupo de usuarios del ORNL y se le asignó la tarea de promoción de la participación en la industria de ORNL. “He visto solo cuatro o cinco compañías llevando a cabo estudios allí. Timken es especial porque no solo realizamos allí la investigación, sino también el seguimiento y la publicación de nuestro trabajo”, sostiene.

Tutores de estudiantes de todo el mundo

La participación de Timken con organizaciones internacionales e instituciones académicas tiene otro beneficio importante: permite identificar con facilidad a los estudiantes graduados sobresalientes que realizan un trabajo que pueda ser útil para la compañía. Bedekar y Voothaluru son tutores de estudiantes en instituciones de todo el mundo.

“Cuando vamos a conferencias, conocemos a personas que realizan trabajos similares”, comenta Bedekar. “Siempre tenemos un problema para resolver y, a veces, estos problemas requieren un trabajo fundamental que podría ser una buena tesis doctoral”. Timken apadrina a estudiantes que realizan trabajos significativos en campos que pueden ser de utilidad para la compañía, colaborando con universidades y profesores que supervisan la investigación.

Bedekar y Voothaluru valoran el programa de apadrinamiento de estudiantes de Timken porque esa es la forma de iniciar en la compañía. A principios de los años 20, ambos llegaron desde la India a universidades de Estados Unidos donde los investigadores de Timken aprovecharon sus habilidades durante el estudio de sus doctorados.

Ambos agradecen el hecho de que Timken les ofreciera atractivos problemas para resolver y oportunidades significativas para avanzar en sus carreras profesionales. A su vez, valoran la cultura de diversidad de la compañía. Voothaluru afirma: “No se trata únicamente de diversidad geográfica, aunque ciertamente eso es otro beneficio. Intentamos tener diversidad en la forma en que pensamos, lo que promueve un dinámica maravillosa y colaborativa”.

Si bien en estos tiempos es poco habitual que los empleados permanezcan en una compañía durante varios años, los empleados de Timken suelen transitar la mayor parte de sus carreras profesionales en la empresa.

Bedekar concluye: “Continuamente sobrepasamos los límites de la ciencia y la comprensión al descubrir conocimientos que nunca antes habían sido explorados. Para eso, utilizamos las instalaciones con las últimas tecnologías disponibles en todo el mundo. Eso hace que cada día sea emocionante”.