Impulso con precisión, Timken adquiere Cone Drive y añade soluciones de engranajes de precisión a su cartera de productos en constante crecimiento

Crecer

Impulso con precisión, Timken adquiere Cone Drive y añade soluciones de engranajes de precisión a su cartera de productos en constante crecimiento

Hace siete años, Carl Rapp estaba en medio de la resolución de una adquisición cuando Timken compró su empresa, Philadelphia Gear.

Según sus palabras, “Timken es muy hábil para las integraciones. Los líderes de las empresas garantizan que las adquisiciones no pierdan lo que las hace únicas y mantienen las marcas, las oficinas principales y la cultura de excelencia”. En la actualidad, Rapp lidera un grupo de empresas de Timken que fabrica y repara cajas reductoras, motores y una variedad de  componentes de trenes de transmisión industrial.

En la serie de adquisiciones posteriores a Philadelphia Gear, Timken agregó a su cartera algunas marcas líderes de transmisión de potencia, como Drives, Carlisle Belts, Lovejoy y Groeneveld. Ahora, hay coples, bandas, cadenas, sistemas de lubricación automatizada, productos de movimiento lineal y muchos más artículos que complementan la línea de productos de rodamientos de rodillos por los cuales la empresa ha sido reconocida durante 120 años.

Esta estrategia de crecimiento coloca a la empresa en un lugar en el que puede proporcionar una amplia cartera de marcas de primera calidad a los clientes y distribuidores, junto con el profundo conocimiento técnico y la información del mercado que ellos aportan.

"Hoy en día, Timken está en camino de convertirse en una empresa líder en servicios y productos para la transmisión de potencia —explica Rapp—. Nos hemos demostrado a nosotros mismos que somos una empresa superior en rodamientos de rodillos. Ahora, estamos utilizando esa base de calidad, experiencia en ingeniería y excelencia en la fabricación para generar una red de marcas y capacidades más grandes y rentables”.

Carl Rapp, Group Vice President

En su cargo, Rapp es una figura clave dentro de la estrategia de impulso de la empresa hacia un futuro más diversificado. Este otoño, ha estado a cargo de conducir la integración y el crecimiento de una de las adquisiciones más recientes de Timken: Cone Drive. Es una misión que cierra un círculo, dado sus antecedentes en la empresa.

Líder en control de movimientos de precisión 

Cone Drive es poseedor de un historial que la enorgullece. El engranaje de tornillo helicoidal que Samuel I. Cone inventó en 1925 ocupó un lugar de importancia dentro del equipamiento militar de los Estados Unidos en los años 40. Su diseño exclusivo aumenta la superficie de contacto entre la transmisión y la caja de engranajes, lo que hace posible que la carga se concentre en un espacio menor. Esto permite que los fabricantes transmitan más potencia en huellas de fabricación reducidas.

En 1950, la sede actual de la empresa se estableció en Traverse City, Michigan. Los ingenieros de Cone Drive comenzaron a incorporar el control numérico a los productos, una tecnología que había sido inventada en 1948 por John Parsons, un vecino de Traverse City.

Esa innovación llevó a la empresa al sendero de la transmisión de precisión. Aunque todas las soluciones de engranajes de Timken son de primera calidad, la tecnología accionamiento helicoidal de Cone Drive lleva la precisión a un nivel superior, con soluciones para equipos más pequeños que exigen estándares rigurosos para el movimiento. Actualmente, Cone Drive es una empresa conocida por su liderazgo en la automatización más moderna y produce conjuntos de engranajes para rastreadores que posicionan paneles solares a medida que siguen al sol, por ejemplo, o para los brazos robóticos que se utilizan en las fábricas modernas.

Expansión de las ofertas mundiales de Timken

Rapp explica que la atención que Cone Drive concentra en los mercados en crecimiento, como el de la energía solar, la robótica y los alimentos y bebidas, complementa las líneas de productos de transmisión de potencia ya existentes de Timken, como las que vende Philadelphia Gear. La adquisición representa una oportunidad importante para posicionar a Cone Drive con la oferta de productos de Philadelphia Gear ante los fabricantes de equipos originales (original equipment manufacturers, OEM) y viceversa.

Cone Drive también representa mercados en crecimiento para los rodamientos Timken y, a la inversa, Cone Drive puede impulsar la amplia red de ventas y distribución de Timken en América del Norte,Sudamérica, Europa, Medio Oriente y África para ampliar las ventas mundiales.

“Su propuesta de valor es muy similar a la de Timken —expresa Rapp—. Cone Drive comparte esa visión en cuanto a los beneficios para los clientes, los mercados, la tecnología y las ofertas de productos. Cone Drive nos muestra ante las industrias y las aplicaciones en las que el equipo de precisión exige el uso de una tecnología de transmisión de tornillo helicoidal”.

Las oportunidades no terminan aquí. En 2014, Cone Drive compró la fábrica de mecanismos de rotación, H-Fang, ubicada en China. “Gran parte de la nueva inversión en las máquinas herramienta más avanzadas del mundo está teniendo lugar en el sudeste asiático —dice Rapp—. H-Fang nos posibilita estar presentes allí, para esos mercados, y nos brinda una posición muy competitiva dentro de esas líneas de productos”.

Al igual que Timken, Cone Drive ofrece piezas de equipos de OEM, además de brindar servicios al mercado de reposición de la base instalada de un equipo. Con esta adquisición, Timken continúa su estrategia de ofrecer productos y servicios adyacentes que complementan su oferta principal, con la misma calidad y un mayor reconocimiento de la marca.

La estrategia ofrece a los clientes la ventaja de los OEM y servicios de posventa que contemplan sistemas completos, en lugar de solo una pequeña parte. “Aprovechamos la confianza que nuestros clientes han depositado en nosotros para agregar empresas y servicios de forma selectiva que ayuden a ampliar nuestra base de ingresos y a resolver más problemas de los clientes”, explica Rapp.