Puesta en funcionamiento del telescopio más potente jamás construido

Pericia

Puesta en funcionamiento del telescopio más potente jamás construido

La ciencia evoluciona. Galileo usó su telescopio en 1610 para ayudar a refutar la creencia común de la época de que la mayoría de los objetos celestes giraban alrededor de la Tierra. Los astrónomos modernos usan telescopios en órbita para comprender más sobre las formaciones planetarias, los agujeros negros y la materia oscura. El telescopio espacial Hubble reveló que el universo tiene alrededor de dos mil millones de galaxias, 10 veces más de lo que se había proyectado anteriormente.

Estos descubrimientos generan más preguntas. Responder a ellas significa mirar al espacio más de cerca y con más precisión que nunca. Esto ahora es posible con el telescopio James Webb, el telescopio más potente jamás construido.

Cuando la NASA lance Webb en diciembre, el telescopio contará con la tecnología de Timken a bordo para respaldar el éxito de la misión. Es el más reciente ejemplo de cómo la experiencia de Timken en rodamientos promueve la exploración del espacio profundo y el conocimiento de los científicos acerca del universo.


“Se ha confiado en nuestra experiencia en rodamientos para ayudar a los clientes a explorar el espacio, hacer descubrimientos sobre el universo e incluso vigilar y predecir el clima”.


Los rodamientos contribuyen en la seguridad y la comunicación

Scott Lafalam, especialista en ingeniería de aplicaciones de Timken, comenzó a trabajar con un contratista de la NASA en los diseños y materiales de los rodamientos de bolas para el telescopio hace 12 años. Dice que sus requisitos eran exigentes, pero típicos de los vuelos espaciales.

“Los rodamientos debían ser capaces de ofrecer un rendimiento excepcionalmente alto en un entorno espacial”, dice. “Después de todo, no se puede reparar ni reemplazar un rodamiento una vez que está en órbita a un millón de millas de distancia”.

La tecnología de los rodamientos Timken es compatible con dos sistemas críticos del telescopio Webb: los mecanismos que aseguran los componentes clave del telescopio espacial antes del despliegue y la antena de enlace descendente que hará posible la comunicación.

Durante el viaje al espacio profundo, los mecanismos de sujeción con rodamientos de bolas de Timken® asegurarán los mástiles desplegables que sostienen el parasol de cinco capas con forma de cometa del telescopio, y lo mantendrán plegado como una flor de origami. Durante el despliegue, los seguros se abrirán y liberarán el parasol para impedir que la luz y el calor interfieran con la instrumentación sensible del telescopio.

“Eso significa que nuestros rodamientos de bolas estarán sometidos a cargas muy elevadas y a temperaturas de funcionamiento extremadamente bajas”, dice Lafalam. “Creamos una solución personalizada que presenta perfiles de diseño especiales y una capa lubricante de película seca”.

Los rodamientos de Timken se encuentran en el conjunto de cardán biaxial que soporta la antena de enlace descendente. Un par de rodamientos precargados forma parte del lado de entrada del conjunto. El lado de salida incluye un segundo par de rodamientos y un rodamiento radial. Ambos sistemas trabajan juntos para posicionar la antena para que se produzca una transmisión de datos bidireccional constante entre el telescopio en órbita y los científicos en tierra. Todos los rodamientos del conjunto de cardán se utilizaron previamente en aplicaciones espaciales.


Cuando la NASA lance el Webb en diciembre de 2021, el telescopio contará con la tecnología de Timken a bordo para respaldar el éxito de la misión. Es el más reciente ejemplo de cómo la experiencia de Timken en rodamientos promueve la exploración del espacio profundo y el conocimiento de los científicos acerca del universo.
Video cortesía de NASA Goddard

Experiencia que se remonta a los orígenes del vuelo (espacial)

Lafalam y sus colegas son la última generación de expertos en rodamientos aeroespaciales de Timken que se basan en conocimientos que se remontan a los primeros vuelos y a la exploración espacial.

Timken ha existido desde antes de que los hermanos Wright realizaran su vuelo innovador y contribuyó en la evolución de la tecnología aeronáutica desde entonces.

En cuanto a las misiones espaciales, los ingenieros de la compañía diseñaron diversas soluciones para las misiones de la NASA desde 1958. Los rodamientos de bolas divididos de Timken para sensores de horizonte ayudaron a los primeros astronautas a mantener el rumbo de las naves espaciales experimentales. Después de que Neil Armstrong y “Buzz” Aldrin pisaran la luna, un giroscopio equipado con Timken guio su Módulo de Exploración Lunar de regreso a la nave nodriza para que pudieran regresar a casa.


“Los rodamientos debían ser capaces de ofrecer un rendimiento excepcionalmente alto en un entorno espacial. Después de todo, no se puede reparar ni reemplazar un rodamiento una vez que está en órbita a un millón de millas de distancia”.


Cuando los astronautas de la NASA se embarcaron en una caminata espacial en 2009 para realizar delicadas reparaciones en el telescopio espacial Hubble, utilizaron miniherramientas eléctricas con un diseño personalizado de rodamientos de bolas de precisión de sección delgada de Timken, capaz de soportar las temperaturas de funcionamiento extremas y el vacío del espacio.

Lafalam señala que la altísima calidad, la fiabilidad de misión crítica y el excelente soporte de ingeniería son solo parte del trabajo. “Se ha confiado en nuestra experiencia en rodamientos para ayudar a los clientes a explorar el espacio, hacer descubrimientos sobre el universo e incluso vigilar y predecir el clima”, dice. “Hacemos este trabajo todos los días, así que es fácil darlo por sentado”.

A medida que se acerca el lanzamiento, la importancia del trabajo, el impacto potencial de los descubrimientos inminentes, es inconfundible.


El róver Perseverance de la NASA grabó recientemente un video que demuestra que es posible volar en helicóptero en Marte. Mientras tanto, el robot Curiosity recopiló datos sobre los riesgos para la salud a los que los humanos se enfrentarían allí. Infórmese acerca de cómo Timken permitió a los róveres realizar nuevos descubrimientos sobre el Planeta Rojo.